Una mirada hacia Europa

Hace unos días he tenido la suerte de compartir un fin de semana en París con los miembros de la IEEF (European Institute for Family Education).

RENAFER, nuestra asociación, es miembro de esta Federación de Asociaciones europea, que aglutina representantes de más de cuarenta paises, que trabajan por la familia, la educación y la planificación familiar natural.

Ha sido ésta una gran experiencia, ya que resulta interesante comprobar que desde Lituania hasta Italia y desde Bielorusia hasta Irlanda exiten personas que comparten la misma ilusión por transmitir unos valores, en el convencimiento profundo de que al mejorar el matrimonio y la familia nos hace más felices.

Se habla muchas veces de que nuestra sociedad está vacia de sentido, sin referentes a los que acogerse. Que el relativismo hace que todo valga, que nada permanezca. Pues bién, este fin de semana he visto mucha gente convencida de que merece la pena profundizar en los valores que representan el amor duradero, la educación esforzada de los hijos, el respeto al cuerpo (al nuestro y al de los demás) y el tratamiento respetuoso de la fertilidad humana como don para la transmisión de la vida.

He visto ilusión en este trabajo, nunca fácil, nunca exento de problemas, pero muy gratificante para todos aquellos que se dedican a él.  El agradecimiento de tantos matrimonios y familias a las que hemos podido ayudar, de tantas personas que han descubierto el sentido profundo de su sexualidad y la belleza de la entrega al otro como don, es una gran recompensa.

El grupo reunido en París, apuesta por el matrimonio para siempre, la familia unida, el conocimiento de la fertilidad como riqueza humana, y la transmisión de la vida, valor supremo de la persona. Esta sociedad en la que vivimos cambia de forma rápida y compleja. Si estos cambios no son bien digeridos, las nuevas generaciones, depositarias del futuro pueden ser privadas de los auténticos puntos de referencia con los que construir ese futuro que les pertenece.

Durante dos días hemos trabajado en el manual de los Profesores de Planificación Familiar Natural europeo, hemos debatido cuestiones de sexualidad y fertilidad y escuchado a los expertos. Me he sentido muy orgullosa y contenta de pertenecer a un equipo humano que contribuye, en muchos paises del mundo, a difundir un mensaje lleno de optimismo y confianza en el futuro.

 

Micaela Menárguez Carreño

Presidenta